Ejercicios de Fortalecimiento de Suelo Pélvico para Mujeres

  • Home
  • Consejos
  • Ejercicios de Fortalecimiento de Suelo Pélvico para Mujeres

Ejercicios de Fortalecimiento de los Musculos del Suelo Pélvico para Mujeres. 

Los músculos pelvianos, que rodean la vagina, ayudan a mantener la estática de los órganos de la pelvis. El ejercicio de la musculatura pelviana  es beneficiosa para las mujeres. La debilidad de estos músculos resulta  en pérdida de orina en momentos en que aumenta la presión del abdomen, como son el reírse, toser o correr; además, puede producirse incontinecia anal (a gases o heces) y prolapsos genitales (“bulto vaginal”, vejida caida”, etc.).

Para hacer estos ejercicios, comience vaciando la vejiga y póngase ropa ligera para encontrarse cómoda y relajada. Acuéstese con la cabeza ligeramente elevada y la rodillas dobladas. Tómese el tiempo suficiente para estar relajada y en calma.

Es importante que note la diferencia entre contraer los músculos y relajarlos. Para recordarlo, intente contraer el puño sobre una pelota pequeña contando hasta cinco, después relaje completamente el puño.  Aprendiendo a contraer un músculo particular, como hace cuando aprieta el puño, le ayudará aprender a concentrarse en los músculos pelvianos.

Cuando contrae o aprieta los músculos pelvianos, es muy importante mantener relajados los músculos del vientre, de las  nalgas y de los muslos, pero esto a veces es difícil de hacer. Si usted nota que tiene dificultades y contrae muchos músculos, entonces respire profundamente e intente relajar todo el cuerpo antes de volver a empezar.

Trate de concentrarse en el área alrededor de su vagina. Trate de juntar los músculos que rodean a su vagina como si intentara aguantar las ganas de orinar. Cuando haya contraído estos músculos, mantenga la contracción durante 4 a 6 seg., luego relajar. Cuando la contracción descienda, relájese durante 8 a 10 segundos.

Comience haciendo series de 10 a 15 contracciones lentas y termine con 5 contracciones rápidas.

Intente realizar los ejercicios 2 a 3 veces al día, al menos 4 veces por semana.

En un plazo de 4 semanas debe comenzar a notar los cambios.

Cuando comience a hacer estos ejercicios, notará que los músculos se cansan muy pronto y que no es capaz de mantener la contracción durante 10 segundos, pero a medida que continúa ejercitando, este problema desaparece. Si cree que en un momento no está contrayendo los músculos, es mejor no contraerlos durante los  siguientes segundos. De  lo que se trata es de que  Usted  consiga el control de sus músculos y de que los refuerce, pero si llega a cansarlos en una sesión, no está aumentando el control y la fuerza de los mismos.

Es muy importante crear el hábito y ser constantes, el mantenimiento no es tan intenso como al inicio pero es necesario para no perder el esfuerzo realizado.

Si siente que no esta realizando los ejercicios correctamente, nota fatiga en piernas-abdomen-glúteos, o no observa cambios a las 4 semanas, quizás requiera consejo y tratamiento especializado.

Un entrenamiento dirigido y supervisado puede apoyar su esfuerzo inicial, no sienta vergüenza, no dude en consultar.

© 2017-2018 Urólogo Carlos Muller Arteaga - Diseño Web Ourense