Andropausia

Deficit de androgenos del hombre.

La testosterona es la hormona sexual masculina, se produce en los testículos y es responsable en el hombre maduro de mantener la libido (apetito sexual), evitar alteraciones en musculo y huesos.

A medida que el hombre envejece, los niveles de testosterona disminuyen de forma progresiva. Cuando esta disminución es importante y se encuentra por debajo del rango mínimo esperado se produce la deficiencia androgénica del hombre y empieza a presentar síntomas diversos.

Los síntomas que puede provocar son:

  • Depresión
  • Cansancio
  • Debilidad muscular
  • Dificultad para concentrarse
  • Disminución del apetito sexual
  • Disfunción eréctil

Todos estos síntomas deterioran las actividades de la vida diaria del paciente, su rendimiento laboral y pueden afectar la relación de pareja. La calidad de vida del paciente se ve afectada de forma importante.

La valoración en la consulta de los síntomas del paciente, la entrevista médica junto a cuestionarios de síntomas y el examen físico orientaran al diagnóstico; sin embargo, es necesario realizar la determinación en sangre de los niveles de la hormona para establecer el diagnóstico definitivo y poder indicar el  tratamiento.

El tratamiento es sencillo y consiste en dar un reemplazo externo de la hormona. Existen productos en el mercado para proveer al organismo de este déficit y pueden ser en forma de geles, parches o inyectables. Su utilización deberá realizarse bajo indicación y control médico. Son medicaciones seguras si se utilizan y controlan de forma adecuada. Se deben valorar los riesgos en conjunto con el médico.

Una vez iniciada la terapia el paciente notará importantes cambios en su ánimo, fuerza, concentración, energía, etc., además de un efecto protector contra la osteoporosis.

© 2017-2018 Urólogo Carlos Muller Arteaga - Diseño Web Ourense